Cáritas

CARITASCáritas es la confederación oficial de las entidades de acción caritativa y social
de la Iglesia católica en España, integrada a su vez en una red internacional de Cáritas de 198 países. Su principal objetivo es dar respuesta a las realidades de pobreza y exclusión social a través de la denuncia social, la sensibilización y la lucha contra la pobreza, favoreciendo el desarrollo integral de todas las personas. Cáritas Diocesana de Valencia comenzó su andadura en el año 1944. En la actualidad, la red de Cáritas en la diócesis de Valencia está constituida por Cáritas Diocesana de Valencia y 440 Cáritas parroquiales. En el año 2014 más de 86.000 personas fueron beneficiarias de la ayuda de Cáritas. Cáritas cuenta con 5.000 voluntarios distribuidos por toda la Diócesis de Valencia.

En los años 50, Cáritas, bajo el amparo de una Iglesia sensible, preocupada en todo momento por los problemas de pobreza y exclusión de la sociedad valenciana, llevó a cabo las siguientes acciones: se promovieron las colonias infantiles de Ntra. Sra. de los Desamparados; se dio patrocinio al Montepío de previsión social para empleadas de Caritashogar, y se instituyó un dispensario y una farmacia. Asimismo, en estos primeros años se puso en marcha la Escuela Diocesana de Asistentes Sociales. En octubre de 1957, en la Riada que asoló Valencia, Cáritas realizó un gran esfuerzo para atender a los damnificados. A principios de los años 60 del siglo pasado, se elaboró el Plan de Promoción y Asistencia Social y Beneficiaria de la Iglesia (Plan CCB) que constituyó un trabajo de investigación muy importante por su difusión e impacto social. Se puso en marcha, entre otras, la Escuela diocesana de capacitación agraria de San Marcelino y se realizó la apertura del Centro social del Barrio del Cristo. En los años 70 comenzó una época de cambios creándose diferentes recursos y servicios para dar respuesta a las nuevas realidades sociales. Estos años se caracterizaron por las Asambleas Diocesanas. Cáritas se perfila como cauce oficial de la comunidad eclesial para promover la acción de la solidaridad y el amor fraterno. Como consecuencia del estudio de las personas mayores de 65 años que hizo Cáritas en toda España, el Gobierno, por decreto de presidencia, reguló las ayudas a ancianos y enfermos, y los auxilios del fondo nacional de asistencia social.

Seguir leyendo