Exposición Centenario Campanario

cartel exposición Goerlich

Coincidiendo con las fiestas del Barrio de Patraix, se inauguró el pasado sábado 3 de octubre una exposición sobre la Torre Campanario de la Iglesia de Patraix que proyectara Javier Goerlich hace ahora 100 años. En la exposición se muestran diversos planos de la Torre Campanario junto con los documentos de tramitación de la Licencia Municipal, así como otras imágenes históricas tanto de la Torre como del Barrio de Patraix, también se exponen otras fotografías tomadas por Tono Giménez de otras de las obras y proyectos más significativos redactados por Javier Goerlich. La parte de investigación, documental, científica y selección de obras la ha realizado la arquitecta María Giménez Falcó, siendo el Comisario de la exposición Santiago Mozas Hernando. La muestra podrá visitarse hasta finales del presente mes de Octubre 2015 en los locales de la Asociación de Vecinos de Patraix, sitos en la Plaza de Patraix nº 13 de Valencia.

La torre campanario tiene un significado especial para el barrio al estar situado en la plaza principal de Patraix y también por ser el edificio más reconocible y que de siempre ha representado al barrio. Por eso mismo, la Asociación Vecinal ha adoptado la veleta que la corona actualmente como logotipo propio y de esta manera recogiendo el simbolismo de guía de los vecinos.


Javier Goerlich Lleó, arquitecto que proyectara la torre, fue un destacado arquitecto que tuvo gran influencia en el desarrollo urbanístico de la ciudad de Valencia durante el periodo 1914-1965, donde como arquitecto proyectó más de 400 edificaciones de todo tipo, uso y lenguaje y en su cargo de Arquitecto Mayor del Ayuntamiento, dirigió importantes reformas urbanas como fueron la “Ampliación, reforma y nuevas alienaciones”, a como ahora la conocemos de la antigua Bajada de San Francisco, actual Plaza del Ayuntamiento. También ejecutó la apertura de la Avenida de María Cristina y de la Calle Poeta Querol, junto a las actuales alineaciones de las Calles de San Vicente y Ribera, entre otras. También acometió la apertura de la Avenida del Oeste y el diseño de la Avenida del Cid, todo ello para hacer de Valencia una ciudad grande y moderna siguiendo el espíritu surgido de la Exposición Regional Valenciana de 1909.
Javier Goerlich, nacido en Valencia en 1886, era hijo del Cónsul del Imperio Austro-Húngaro en la ciudad, estudió en el Colegio de los Jesuitas de Valencia y posteriormente Arquitectura en las Escuelas de Madrid y Barcelona, donde obtuvo su titulación en 1913.

De las reformas urbanas que proyectó, destaca por su importancia y singularidad la de la reforma, ampliación y nuevas alienaciones de la antigua Bajada de San Francisco, actual Plaza del Ayuntamiento.

Del periodo 1914-1924 en el que Javier Goerlich comenzara a proyectar, utilizando un estilo modernista, cabe destacar de entre sus proyectos la Casa Barona en Marqués del Turia 70, la Casa Bolás en Ciscar 6 y 8 y la casa construida para su familia en Grabador Esteve 16 o el neorromántico Palacete Burgos enla Avenida del Puerto 24, junto con el afrancesado Edificio Niederleytner en Pascual y Genís esquina con la calle Martínez Cubells.
[read more=»Seguir leyendo» less=»Leer menos»]

A partir de 1925 y hasta final de los años 20 del siglo pasado, el lenguaje empleado por Goerlich, fue el  ecléctico o neobarroco valenciano, como gustaba así llamarlo al propio arquitecto, de este periodo caracterizado por edificios historicistas con profusión decorativa, se hizo especial mención a los proyectados en la Plaza del Ayuntamiento números 2 a 7 o el edificio Balanzá que proyectó con Francisco Almenar, estos edificios eran de composición muy similar a los construidos en aquella época en la Gran Vía madrileña, lo que imprimía a la ciudad en aquel momento un influjo y sensación de progreso y modernidad.

Club Naútico Cúpula detalle Teatre TaliaBanco Valencia

Posteriormente en el periodo 1931-1955, el estilo por él empleado, fue el racionalista, vanguardia arquitectónica europea, que aunque en España se asociaba a la República, en Alemania e Italia se consideraba igualmente el lenguaje arquitectónico de aquellos regímenes. Precisamente  con este estilo, era con el que Goerlich, más cómodo se encontraba y con el que mayor número de edificios proyectó, entre los que figuran el desaparecido Club Náutico de Valencia en el muelle de Caro o Poniente, el Colegio Mayor Luis Vives en el Paseo al Mar, el Hotel Londres en la Calle Barcelonina, el edificio Roig-Vives en Játiva 4, el edificio Patuel-Longas en Ruzafa 28 esquina General Sanmartin, y la gran mayoría de los proyectados por él en la Avenida del Oeste.

Finalmente y para el último periodo 1956-1965, siguiendo la línea del lenguaje arquitectónico neocasticista, estilo oficial del momento, proyectó con empleo del característico ladrillo caravista rojo, el edificio Ripoll en la Calle Játiva esquina Ruzafa, entre otros.

Con el fin de dar solución y vivienda al importante incremento de población que experimentó Valencia en todos aquellos periodos, Goerlich también destacó en la promoción de cientos de viviendas sociales, tanto de promoción pública como de promoción privada a través de la mercantil SOCUSA, proyectando los populares: Grupo Industria, Federico Mayo, Grupo Alboraya y Santa Rosa en la Avenida de Burjassot, entre otros muchos.

En cuanto a edificaciones religiosas, proyectó la Iglesia de Horno de Alcedo y las Torres campanarios de Santa Mónica y Patraix, reformando la de San Lorenzo. Destaca también la repristinación de San Agustín y remate y coronación de su Torre.

Otro de los edificios más emblemáticos de los proyectados por Javier Goerlich, fue el del Banco de Valencia, en colaboración con Almenar, Traver y Gómez Davó, edificio finalizado en 1942, si bien proyectado inicialmente en un racionalismo ortodoxo, tuvo que ser modificado hasta la actual solución más regionalista y casticista, al objeto de  proyectar la imagen de solvencia y riqueza que quería transmitir la entidad.

Goerlich como arquitecto del Ministerio de Instrucción Pública, proyectó también decenas de escuelas públicas en la provincia de Valencia, así como la reforma del edificio histórico de la Universidad en la Calle de la Nave, la Escuela de Comercio en la Calle Artes Gráficas, el Colegio Mayor Luis Vives en Blasco Ibáñez y la Facultad de Medicina de Valencia, en colaboración con Alfonso Fungairiño.

Del estudio de Goerlich salió también el proyecto de las naves de los Talleres Devís, posterior Macosa, en la ampliación de la Calle de San Vicente, desgraciadamente derribadas hace pocos años.firma Goerlich

Goerlich desempeñó también un papel fundamental en la vida artística y social de la Valencia de aquello años, llegando a presidir el Circulo de Bellas Artes y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, a la que donó su pinacoteca compuesta por más de 130 obras, una de las colecciones más importantes de pintura valenciana del Siglo XIX, hoy depositada en el Museo de Bellas Artes San Pio V.

Textos y fotografías de la Fundación Goerlich.

[/read]


Licencia2 licencia1 Licencia7 Licencia6 Licencia5 Licencia4 Licencia3