Alquería de Salavert/Centro municipal de servicios sociales

La huerta colindante de Patraix estuvo rodeadade un poblamiento disperso con alquerías, casas y barracas, muchas de ellas construidas en el siglo XIX. Su territorio histórico de influencia llegaba hasta Pontons por el Norte, al Camino Real de Madrid (calle de San Vicente) por el Este; a Paiporta y Picanya por el Sur; y al Camino de Torrent (avenida del Archiduque Carlos) por el Oeste.

En todo este espacio, son recordadas las alquerías de Benlloch, dels Frares, de Pau, de Burguet, de Rocatí, de Bartol, de Baix, y de Avinyó en el Camino de Torrent. Las de Ca’l Bollo, Ca l’Astral o Ca Joano entre Campos Crespo y Tres Cruces. Las de Ambrós, de Giner, las Casas de Masena, del Bicho y de Vidal junto a la acequia de Favara en terrenos del cementerio; de Coscollá, Real, de la Closa, de Almela, de Vallbona y el Molí del Tell entre el Camino del Cementerio y el de Picassent. Las de Roca, Escrivá, Albors, de Corrales, de Senabre, de la Cruz Cubierta y dels Balcons entre el Camino del Cementerio y el Camino Real de Madrid. Y las del Torrentí, de Nicolau, de Pastor, del Saboner, de Coca, del Patriarca, de Alba y la de l’Ànima en San Marcelino. Personajes ilustres como el cardenal Benlloch o el literato Joan Baptista Burguet, o hechos como la fundación de la FAI, estuvieron ligados a algunas de ellas.

La alquería más cercana al núcleo urbano de Patraix fue la Alquería de Salavert. Saliendo por la calle del Marqués de Elche, salía un camino —actual calle Salavert— que iba a enlazar con el Camino de Torrent. Pudo ser construida en el siglo XVIII. De planta baja y piso, tenía una cubierta a dos aguas. La puerta principal dintelada se encontraba en el centro de la fachada y a cada lado se abría una ventana. Un pasillo central distribuía sus habitacionesal Este, y un espacio destinado a actividades agropecuarias al Oeste y al fondo. Fue demolida a finales del siglo XX.

Una de las principales e importantes demandas de la Asociación de Vecinos de Patraix fue la solicitud de rehabilitar la Alquería de Salabert. Primero, por su valor patrimonial histórico y arquitectónico. Y segundo para dotar al barrio de un centro para actividades socioculturales.

La continua petición fue desoída por el Ayuntamiento, siendo derribada la alquería. Tras varios años siendo un solar, en el año 2012 fue construido en su lugar el Centro Municipal de Servicios Sociales. Alberga el Centro Municipal de Actividades para Personas Mayores de Patraix.

<- Atrás