Alquería y huerto de Pontons

Para finalizar este recorrido por el barrio de Patraix, llegamos hasta este parque. Fue construido sobre los jardines de la antigua Alquería de Pontons, una casa solariega de la que el canónigo Antonio Pontons García de la Catedral de Valencia era propietario en el s. XVII.

La decoró con una serie de estatuas encargadas al escultor italiano Ponzanelli, entre las que se encuentran el Tritón (la más famosa entre ellas), el Neptuno y las llamadas incorrectamente las Falsas Estaciones, ya que, aunque parecen representar las cuatro estaciones del año, realmente se trata de Venus, Apolo, Plutón y Diana. Actualmente se exhiben en diferentes puntos de la ciudad (la Glorieta, el Parterre y los Jardines de Viveros) y se sigue reclamando desde la Asociación Vecinal de Patraix su recuperación para reubicarlas en este parque, como su lugar original, así como otros restos arqueológicos de la Alquería, hallados durante las excavaciones para la realización de este parque.